Esta cumbia argentina no conoce la grandeza del fútbol

Veinte segundos antes de que el árbitro zanjara la final  de la Eurocopa 2012 entre España e Italia, Íker Casillas le pedía al juez que decretara el cierre del partido. “¡Ref, ref! Respect for the rival… 4-0 ya”, reclamaba en un gesto que el mundo del fútbol aplaudiría al día siguiente. Esta semana, los jugadores alemanes acordaron un pacto de no humillación a Brasil en el vestuario, después de que el primer tiempo de la semifinal de la Copa del Mundo se cerrara con un 0-5 a favor de los germanos.

Sigue leyendo

“Cada vez estoy más convencido de que se puede vivir del arte”: Asier Guerrero

“Yo no tengo prisa”, responde Asier Guerrero Rico (Bilbao, 1982) cada vez que le preguntan por
sus metas como artista. Vender un cuadro no le roba la cabeza, ni mucho menos producirlo. Ha
pintado desde los seis años y no dejará de hacerlo. Pero ahora, a diferencia de antes, se toma
un poco más de tiempo. Va a la playa de Valldemossa y a la montaña. Camina, escala, nada.
Hasta que de pronto, mientras se encuentra sumergido en las aguas cristalinas o suspendido
de una roca, “una idea potente” llega a su cabeza. Toma el lápiz, la apunta y luego su estudio se
convierte en el mundo.

En su última exposición, cerrada el pasado 6 de mayo en Valldemossa, conoció gente que le
animó a seguir, así como lo hicieron sus padres cuando comenzó las clases de pintura. Pero
esta vez fue diferente. No necesitaba nadie que le dijera que pintara, solo confirmar esa idea
que desde hace años ronda su cabeza: del arte se puede vivir. Llovieron los consejos: “tienes
que buscar un representante”, “tu obra es tan buena que no merece estar en papel”. “No tengo
prisa”, contestó Asier. “No tengo prisa”, contesta ahora. Sigue leyendo

Carta de un joven colombiano a un joven español

¿Qué hace una mujer africana cruzando el estrecho de Gibraltar en patera, arriesgando su vida para llegar aquí? ¿Por qué un hombre de avanzada edad deja un buen puesto en Latinoamérica para comenzar de nuevo? ¿Cómo es que un joven colombiano como yo se viene a España, dejando su primer trabajo, su primer sueldo, su primer chance de colocarse en el medio, para volver a estudiar? No sé si te has preguntado esto, amigo español. Pero yo lo hago todo el tiempo y solo encuentro una respuesta: buscar oportunidades. Sigue leyendo

¿Qué hace ese muchacho por allá tan lejos? PT.1

Son una especie en constante reproducción. Jóvenes colombianos que se van al extranjero detrás de un sueño. Seguramente usted los conocerá, a través un primo, un tío o un amigo. Los habrá visto en Facebook o Instagram generando envidia con sus fotos: selfie aquí al lado del Times square, allá al lado de ese monumento tan famoso que se ve en las películas o por ahí con esa gente que seguramente de Colombia no es.

Sin embargo tienen más cosas para contar. Seguramente usted no sabrá que los niños que cuida Luisa le dejaron un reguero de juguetes, que Eliana no soporta la comida de Paraguay o que Daniel, que lleva una vida entera en Bogotá, se fue a chupar frío a Sao Paulo. Tampoco se engañe, no son los mártires de las décadas pasadas… Están cumpliendo un sueño, aprendiendo y pensando en su futuro. ¿Cómo comen?, ¿cuándo piensan volver?, ¿les gusta el sitio dónde están?, ¿qué piensa la gente de esos países sobre Colombia?

Hable con ellos y entérese de qué estan haciendo esos muchachos por allá tan lejos.

Sigue leyendo

¿Cómo puede tocar tantos instrumentos al mismo tiempo?

Cantar y tocar un pequeño tambor ya se me hace una tarea imposible. Por eso, al ver a este hombre dominando siete instrumentos al mismo tiempo (una guitarra, una flauta andina, dos tambores, unos platillos, un cascabel y coordinar a dos pequeñas marionetas que a su vez tocan una guitarra) siento una verdadera admiración. Su música, tocada en las calles de Bilbao es capaz de crear una sensación de alegría que penetra hasta lo más profundo del cuerpo. Pero hay algo más increíble en él: su capacidad para dominar, además de los instrumentos, una sonrisa constante.

Jorge Santos